¿Qué es?

La cefalea o dolor de cabeza se define como la sensación de malestar o dolor en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Es una de las formas más comunes de dolor y por lo general se presenta de forma intermitente. En muy pocos casos se relacionan con problemas graves de salud, sin embargo hay que estar atentos a los signos de alarma para acudir prontamente a valoración médica.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

El dolor puede ser localizado en una parte específica de la cabeza, o puede ser generalizado. La intensidad del dolor es variable, así como su frecuencia duración. Existen diferentes tipos de dolor: calambre, opresión (como un casco o una banda alrededor de la cabeza), pulsátil o palpitante, terebrante (como un taladro) o explosivo. Cuando acuda a su médico debe explicar cómo es su dolor para que el diagnóstico sea preciso. Existen diferentes tipos de dolor de cabeza, los más frecuentes son la migraña o jaqueca y el dolor de cabeza secundario a tensión, llamado cefalea tensional.

Cefalea tensional

Es causado por tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Puede estar relacionada con estrés, depresión, ansiedad, un traumatismo craneal o secundario a malas posturas. El dolor tiende a darse en ambos lados de la cabeza, puede ser difuso u opresivo.

Migraña

La migraña o jaqueca, se presenta como un dolor fuerte que generalmente ocurre con otros síntomas, como visión de luces, sensibilidad al ruido o a la luz o náuseas. El dolor es palpitante o pulsátil, tiende a comenzar en un lado de la cabeza y puede o no extenderse a ambos lados. En ocasiones se asocia a síntomas de advertencia (previos a la aparición del dolor). Es posible que se desencadene por el consumo de algunos alimentos como el chocolate, consumo de alcohol o falta de sueño.

Otros tipos

Los dolores de cabeza también se pueden presentar por abuso de analgésicos, procesos inflamatorios como sinusitis o rinitis alérgica; secundaria a patologías dentales, sueño insuficiente o no reparador, apnea del sueño, o dentro de cuadros virales asociada a malestar general. Dentro de las causas más graves de dolor de cabeza, pero menos frecuentes están la meningitis o los tumores, por lo que hay que estar atentos a los signos de alarma para consultar.

Cuando consultes al médico:

  1. Elaborará la historia clínica para lo que te hará muchas preguntas sobre tu dolor de cabeza para establecer el diagnóstico y acerca de tus antecedentes médicos y los de tu familia.
  2. Llevará a cabo un examen físico completo de la cabeza, los ojos, los oídos, la nariz, la garganta, el cuello y el sistema nervioso.
  3. No siempre es necesario realizar estudios adicionales como exámenes de sangre o imágenes cerebrales; la solicitud de estos dependerá del criterio médico y los hallazgos durante la consulta.
  4. El tratamiento dependerá del diagnóstico realizado por el profesional de la salud.

Signos de alarma

Ten en cuenta si presentas los siguientes signos de alarma para consultar a tu médico:

  • Es el primer dolor de cabeza que has tenido en tu vida e interfiere con tus actividades diarias.
  • El dolor de cabeza se presenta con una intensidad muy fuerte, de manera súbita y violenta.
  • El dolor de cabeza es «el peor que has sentido en su vida».
  • Si presentas alguno de los siguientes síntomas asociados al dolor: pérdida de conciencia, alteraciones del habla, de la visión como manchas negras, luces brillantes, distorsión visual, visión doble o ceguera; problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria.
  • El dolor de cabeza empeora en un período de 24 horas.
  • Si el dolor de cabeza se presenta asociado a fiebre, rigidez en el cuello o brote en la piel generalizado.
  • Dolor de cabeza asociado a traumas o golpes fuertes.
  • Si tienes más de 50 años y los dolores de cabeza comienzan a aparecer.
  • Si además del dolor de cabeza presenta pérdida de peso.
  • Si presentas dolor de cabeza intenso o recurrente y tiene santecedentes de cáncer, VIH o sida.
  • Si presentas un dolor que interrumpa el sueño.

Prevención

Algunas recomendaciones para evitar los episodios recurrentes de cefalea son:

  • Descanso y sueño adecuados.
  • Realizar actividad física habitual.
  • Hábitos de alimentación saludables: ingerir frutas y verduras, evitar grasas y comidas que se relacionen con la aparición de cefalea (p. ej. Chocolates, dulces, café, té).
  • Evitar alcohol y tabaco.
  • No te auto mediques.
  • Evitar abusos de medicación (más de 10 analgésicos al mes) o cafeína.
  • En caso de síntomas de depresión o ansiedad que puedan desencadenar dolor, solicitar ayuda.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Bienvenido a la IPS Nueva Popayán! Simplificamos su vida, por este medio recibimos solicitudes de: Renovación de Fórmulas u Órdenes Vencidas, Transcripción o Corrección de Fórmulas, Errores en MIPRES. Igualmente cualquier duda o inquietud que pueda tener con gusto le atenderemos.